LA PISCINA AUMENTA CANTIDAD DE USUARIOS

Por tercer año consecutivo, la piscina de Barrio Charrúa brinda sus servicios de cursos de natación para todas las edades y pileta libre, aumentándose el espectro a partir de éste año con un horario especial para discapacitados.

Es así como diariamente y desde el 20 de Diciembre, se conformaron grupos de bañistas según las edades y la finalidad del uso de la pileta, ya sea aprender natación o simplemente bañarse o nadar.

Un total de 440 personas, de los cuales 90 son adultos, se inscribieron para usufructuar del servicio, un número muy superior al de los años anteriores.

Es así como un grupo importante de personas de todas las edades aprende o mejora las técnicas de la natación, con la rapidez y facilidad que permite la docencia en una pileta, donde reúne mayores posibilidades tanto de enseñar como de aprender con relación al río, donde tradicionalmente se enseñó a nadar durante tantos años.

Para ello el Municipio contrató a 5 profesores de Educación Física con el fin de cubrir las exigencias de enseñanza en la pileta.

Además de esa tradicional docencia de natación, a partir del pasado 8 de Enero, todos los sábados se abre pileta libre en el horario de 09.00 a 10.15 horas, para todos quienes cumplan con los requisitos exigidos para el ingreso a la misma.

El mismo día de 10.30 a 12.00 horas, la pileta está a disposición de discapacitados, los que deben concurrir acompañados por una persona responsable.

Asimismo, se iniciaron las clases de hidrogimnasia, las que se dictan los días martes, miércoles y jueves en el horario de 20.00 a 21.00 horas.

Al igual que en los dos años anteriores, está prevista la realización de competencias de natación, destacándose para la segunda quincena de febrero un Campeonato Regional que tendrá la participación de nadadores de Flores, Florida, Durazno, San José y Paso de los Toros.